REVISTA DIGITAL EDUCATIVA

Etiquetas

viernes, 3 de julio de 2020

Habilidades del siglo 21 en tiempos de COVID-19

Habilidades del siglo 21 en tiempos de COVID-19


Y un día, de pronto, todo se paró. Y, como diría Gabriel García Marquez en su novela, tal vez “Era inevitable”. Cuando escribimos hace unos meses El futuro ya está aquí y hablábamos de disrupciones en el orden global, nunca pensamos que llegarían con tanta virulencia  y menos aún que el detonador sería un virus que nos forzaría a todos a dejar lo que estábamos haciendo para empezar a hacer las cosas de forma diferente. La teoría del comportamiento nos dice que se necesita tiempo para cambiar hábitos y patrones de conducta; si algo ha tenido COVID-19, es capacidad para cambiar radicalmente y de un día para otro nuestras conductas básicas. Claramente, ha habido un shock y es posible que algunas de las transformaciones que eran necesarias para dar el salto a una nueva realidad pasen ahora en corto plazo y sin planificación.

COVID-19 nos toca a todos no solo como individuos sino de forma estructural: la seguridad, la salud, la educación, la economía, las instituciones y la gobernanza nacional y global. Como mínimo la crisis está afectándonos en los actos cotidianos que dábamos por sentado. El confinamiento y la distancia física están en el lado opuesto de la libertad de moverse, de relacionarse, de adquirir bienes y servicios de los que habíamos disfrutado sin hacernos preguntas. Incluso en el contexto de la emergencia, los gobiernos han tomado medidas extraordinarias que restringen a efectos prácticos libertades, pesos y contrapesos, y la transparencia necesarios para el funcionamiento de cualquier sistema que se llame democrático. El coronavirus no discrimina, pero nuestra cobertura de salud y la capacidad económica y educativa para responder a la emergencia a nivel individual sí. Todos podemos contraer COVID-19, pero algunos están más expuestos que otros, y muchos no pueden hacerse las pruebas o recibir atención sanitaria porque no tienen seguro médico. El 91% de niños y jóvenes en todo el mundo están hoy fuera de las aulas, pero sólo algunos siguen aprendiendo porque muchos carecen de la infraestructura física y tecnológica en sus casas, combinada con padres que puedan apoyar los aprendizajes y el acceso a plataformas y docentes preparados para aprender y enseñar de forma remota. La crisis pone de manifiesto de forma mucho más palpable las diferencias socioeconómicas ya existentes entre estudiantes.

Si bien es cierto que nadie estaba preparado para una disrupción así, algunos países lo estaban más que otros, probablemente en parte, porque ya habían pasado por circunstancias parecidas antes. Mientras en Corea o China, por ejemplo, el cierre de escuelas no ha implicado parar los aprendizajes, en otros sistemas sí, afectando particularmente a los estudiantes más vulnerables y ampliando así las brechas ya existentes. Sabemos que la desigualdad es generalizada y aumenta con la edad y la escolaridad, y se manifiesta tanto en las habilidades básicas, como las habilidades sociales, la motivación y las aspiraciones educativas y profesionales de los jóvenes.

Fuente: Mercedes Mateo – IADB:ORG

En este contexto internacional, en el Perú, hay escuelas y maestros, que con mucho esfuerzo y dedicación, irrumpen en el horizante y cual caballo de Troya, descienden de sus entrañas, aquellos bienchores de la enseñanza, amautas sin tiempo, en cuyo rústico escudo se impregna el paradigma de los valores que trascienden en la vida de niños y jóvenes de pueblos y ciudades, seres subliminales que a semejanza de Jesuscristo, primer Maestro, se enervan en esta cotaneidad para enfrentar a un enemigo invisible, un genuino ponerse de pie para dar ese paso adelante necesario y digno de admiración, con la única arma en ristre: la bendita educación, arropada con la debida preparación, ciencia y conciencia, en un camino virtual lleno de retos y desafíos en tiempos de COVID-19. Y un pequeño acápite, no por pequeño no menos importante, desear un Feliz Día del Maestro, especialmente a los maestros del Colegio Belén, yachayhuasi enclavado, en algún rincón del país de los Incas.


Compartir:

viernes, 22 de mayo de 2020

COVID-19 y la gran apuesta del aprendizaje desde casa: ¿funcionará para todos?

COVID-19 y la gran apuesta del aprendizaje desde casa: ¿funcionará para todos?

Sin clases, sin profesores, sin amigos, sin juegos y sin esa rutina diaria a la que todos los niños estaban acostumbrados. Ahora todos los días parecen iguales, y es que la crisis sanitaria ha alterado significativamente nuestro día a día. Es más, este ha sido un cambio radical para todos los estudiantes de América Latina y el Caribe, no solo estar en casa todo el día, sino intentar aprender desde otro sitio que no sea la escuela.
En la región, la cobertura de educación primaria es prácticamente universal lo que implica que todos los niños entre 6 y 12 años asisten de forma regular a la escuela. En preescolar y secundaria, aunque la cobertura es menor, 8 de cada 10 niños y jóvenes asiste a centro educativo. Hoy, la pandemia ha generado una disrupción en los sistemas educativos: casi todas las escuelas de América Latina y el Caribe se encuentran cerradas. Más de 165 millones de estudiantes de todos los niveles educativos están en la casa. Por tanto, deben aprender desde casa: con las herramientas que tengan, con apoyo de sus padres y con ayuda limitada de los maestros.
Alcanzar a la mayor proporción posible de los estudiantes con contenidos pedagógicos es el mayor desafío de gestión que enfrentan los países este este escenario, y la gran apuesta, es que los procesos de enseñanza y aprendizaje de alguna manera continúen desde casa.
En los países de América Latina y el Caribe se han combinado distintos canales de educación a distancia como respuesta inmediata para entregar contenido a los estudiantes, incluyendo plataformas digitales, televisión, radio y material impreso.
Al considerar plataformas digitales, que son herramientas que permiten una interacción y monitoreo de los aprendizajes en tiempo real, surgen dos aspectos. Uno es que el desarrollo y la implementación exitosa de cualquier solución digital es un proceso que requiere grandes esfuerzos. Antes de la emergencia, muchos países no contaban con las condiciones digitales de base para brindar educación en línea. El segundo aspecto es que estas herramientas difícilmente llegan a las poblaciones más vulnerables. Estudios en educación primaria y secundaria han evidenciado la baja incorporación de herramientas digitales en los procesos de enseñanza y aprendizaje.
Además, la inequidad en el acceso a tecnología, conectividad y recursos digitales muestra que la mayoría de los estudiantes de la región no cuentan con las condiciones tecnológicas para aprender en línea desde casa. Por ejemplo, en América Latina menos del 30% de los hogares más vulnerables tienen acceso a un computador en el hogar para las tareas de la escuela. Además, el internet es uno de los requisitos para las soluciones de aprendizaje en línea, pero muy pocos países en la región cuentan con acceso generalizado.
En cuanto a los docentes, la familiaridad con los recursos digitales en la región ha sido históricamente baja. Menos del 60% de los docentes de secundaria tienen habilidades técnicas y pedagógicas para integrar dispositivos digitales en la instrucción. 
Vivimos tiempos de gran incertidumbre, donde las preguntas son más que las respuestas que alcanzamos a brindar. Existe la posibilidad de que las brechas de aprendizaje en la región aumenten. Sin embargo, la emergencia va a pasar y la educación debe continuar, para asegurar el aprendizaje de todos los estudiantes
Fuente: IADB:ORG
Compartir:

lunes, 10 de febrero de 2020

La Inteligencia Artificial en el sistema educativo

La Inteligencia Artificial en el sistema educativo


La IA siempre ha sido un tema de gran debate. Aunque la Inteligencia Artificial (IA) ya forma parte de nuestras vidas, lo cierto es que en en ámbitos como el de la educación avanza a un ritmo mucho más pausado. Educadores de todo el mundo anticipan que el papel de la Inteligencia Artificial aumentará drásticamente en los próximos años. Os explicaremos como:
Inteligencia Artificial en la educación 
Como hemos mencionado anteriormente, la Inteligencia Artificial siempre ha generado debate. El conocimiento de la IA, como bien sabemos, proviene principalmente de las películas y libros de ciencia ficción. Las películas y novelas a menudo han retratado a la inteligencia artificial como la causa del genocidio y la destrucción, incluso científicos brillantes como Stephen Hawking argumentaron en contra de la creación de ésta. Pero muchos otros, cada vez más, justifican su invención para beneficiar enormemente a la humanidad. El fenómeno de la inteligencia de la máquina ya ha comenzado su integración con todos los sectores, incluido el educativo. Los educadores anticipan que el papel de la inteligencia artificial aumentará en grandes niveles en los próximos años.
La Inteligencia Artificial no solo tiene la capacidad de transformar los sistemas de administración existentes, que automatizan las operaciones administrativas a nivel institucional, sino que también tiene la capacidad de transformar tecnológicamente los métodos convencionales de enseñanza y aprendizaje. Para ello, se integra a la perfección con la tecnología eLearning y los sistemas de gestión de formación en línea (LMS), para introducir tecnología educativa, como Realidad Virtual y aumentada en las aulas que proporciona experiencias de aprendizaje y enseñanza en tiempo real a estudiantes y profesores.

El papel de la IA en la gestión académica 
El principal sector de personal que se puede beneficiar notablemente con la adopción de la tecnología de la Inteligencia Artificial es el personal académico, es decir, profesores y docentes. El motivo es la gran capacidad de la Inteligencia Artificial para calificar automáticamente los trabajos, autoevaluar y asignar tareas… Se trata de una herramienta perfecta para que los educadores simplifiquen su trabajo notablemente.  Pero la capacidad de la IA no acaba ahí: mejora el aprendizaje personalizado e individualizado al integrarse a la perfección con los sistemas de gestión de formación en línea para compartir materiales de estudio, navegar a través del contenido de cada lección, crear y reproducir vídeos educativos, presentaciones, ilustraciones, imágenes, audios, etc. Y al mismo tiempo, permite a los estudiantes realizar pruebas y exámenes en línea desde sus smartphones, tabletas, ordenadores y otros dispositivos electrónicos.
Además, la Inteligencia Artificial fomenta el aprendizaje electrónico con el fin de mejorar los métodos de aprendizaje personalizados. La IA en educación incorpora diferentes marcos y herramientas que enfatizan la estructura, la investigación y el desarrollo así como la administración y evaluación de procedimientos para facilitar la enseñanza y el aprendizaje.
Conclusión 
Contrariamente a la creencia popular, utilizar la Inteligencia Artificial en la educación no es tan mala idea. La realidad es que el ámbito de la educación es precisamente uno de los que podría verse más reforzado y transformado gracias a los nuevos sistemas de Inteligencia Artificial por su gran capacidad de contribuir a la personalización del aprendizaje. Al igual que cualquier otro elemento, la IA tiene ventajas y desventajas. Se vuelve difícil avanzar y evolucionar si nos concentramos más en los inconvenientes, en lugar de beneficiarnos de las ventajas.
Fuente: Elearningactual.com
Compartir:

martes, 4 de febrero de 2020

¿Cuánto invierte América Latina en educación?

¿Cuánto invierte América Latina en educación?


Según cifras del Banco Mundial, Cuba es el país de América Latina que invierte el mayor porcentaje de su Producto Interior Bruto en educación. Sin embargo, la interpretación de esas cifras no es tan sencilla.

En la más reciente actualización de su banco de datos, el Banco Mundial reporta las cifras de inversión educativa en 2017 para diez países de América Latina. En concreto, el organismo enlista el porcentaje del Producto Interior Bruto que invierten en educación los gobiernos de Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Perú, El Salvador y Uruguay. Los demás países no han reportado este indicador más recientemente, de modo que no se puede completar el panorama regional sin recurrir a cifras históricas.
Citando así los resultados, Cuba es el país de América Latina que mayor porcentaje de su PIB invierte en educación: 12,8 por ciento. La cifra, sin embargo, data de 2010, y para años posteriores el Banco Mundial no reporta el indicador cubano. Cuba reportó puntualmente la dimensión de su gasto educativo de 1998 a 2010, y luego dejó de hacerlo. En ese período, y según estas cifras, la máxima inversión educativa de Cuba respecto a su PIB ocurrió en 2008, cuando el porcentaje fue de 14,05. En los últimos años reportados, la inversión cubana en educación registraba una tendencia a la baja.
  • Gasto público en educación (% del PIB):Cuba 12,8
    Costa Rica 7,4
    Bolivia 7,3
    Venezuela 6,9
    Brasil 6,2
    Argentina 5,5
    Chile 5,4
    EEUU, Ecuador 5,0
    México, Uruguay 4,9
    Colombia 4,5
    Nicaragua 4,3
    Perú 3,9
    El Salvador 3,8
    Paraguay 3,4
    Guatemala 2,8
    Haití 2,4
Citando solo los últimos resultados disponibles, de 2017, Costa Rica ocuparía el primer lugar, con 7,4 por ciento del PIB dedicado a la educación. El país centroamericano registra, según este indicador, una tendencia consistente a la alza desde 2012. Le seguirían Argentina, Honduras, Argentina y Chile, con 5,96, 5,51 y 5,42 por ciento.
En cuanto a Alemania, la última cifra reportada corresponde a 2016, año en el cual este país invirtió el 4,8 por ciento de su PIB en educación.
Dentro de las cifras disponibles para 2017, el país latinoamericano que invirtió el menor porcentaje de su PIB en educación fue Guatemala, con 2,8 por ciento. Le siguen El Salvador y Perú, con 3,75 y 3,92 por ciento.
En los reportes del Banco Mundial, la cifra más reciente para Brasil fue de 6,24 por ciento en 2015. México reportó una inversión educativa de 4,9 por ciento de su PIB en 2016.
Fuente: Deutsche Welle
Compartir:

domingo, 26 de enero de 2020

Día Internacional de la Educación

Día Internacional de la Educación


El 24 de enero se celebra el Día Internacional de la Educación, una fecha proclamada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) con el objetivo de concienciar a todo el planeta de la importancia de la educación para conseguir los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Concretamente el Objetivo número 4 establece una Educación de Calidad.


En realidad, la educación es la base para una sociedad justa, igualitaria y autosuficiente. La educación aumenta la productividad de las personas y como consecuencia, el potencial de crecimiento económico. Hace que las personas trabajen en lo que les guste y en lo que son buenos, e influye directamente en la felicidad de las personas. Porque una persona realizada es una persona feliz.
Por eso la educación ayuda a erradicar la pobreza y el hambre, contribuye a mejorar la salud, promueve la igualdad de género, promueve familias felices / padres, madres, hijos / y puede reducir la desigualdad. En definitiva hace sociedades mejores.

Datos negativos sobre la educación en el mundo

A pesar de que todos parecen estar de acuerdo en este tema, aún hay muchas carencias y los datos hacen pensar que queda mucho trabajo por hacer para conseguir el acceso de todos a una educación de calidad.
  • En el mundo hay aproximadamente 258 millones de niños y jóvenes sin escolarizar.
  • 617 millones de niños y adolescentes no saben leer ni tienen conocimientos básicos de matemáticas, lo mínimo para defenderse en la vida cotidiana.
  • En los paises en desarrollo el 91% de los niños se matriculan en la escuela, pero de ellos, 57 millones de niños no asisten a la escuela.
  • África Subsahariana tiene el record de niños sin escolarizar.
  • Los conflictos y guerras impiden que los niños asistan al colegio.
  • Los niños refugiados tampoco pueden asistir, alcanzando la cifra de 4 millones.

El tema de 2020: "El aprendizaje para los pueblos, el planeta, la prosperidad y la paz"


El lema de este año 2020 significa que la educación tiene que estar enfocada a la realización colectiva, empezando por los pueblos y actuando sobre todo el planeta para lograr la prosperidad y la paz mundial.

#EducationDay 
#DíadelaEducación.


Compartir:

domingo, 19 de enero de 2020

Habilidades del siglo 21 en tiempos de COVID-19

Habilidades del siglo 21 en tiempos de COVID-19 Y un día, de pronto, todo se paró. Y, como diría Gabriel García Marquez en  su novela , tal ...

Artículo original: http://trucosgadgetsblogger.blogspot.pe/2013/10/fuegos-artificiales-en-tu-blog.html © Trucos Gadgets Para Blogger
COLEGIO BELEN 36 AÑOS DE LIDERAZGO E INNOVACIÓN EDUCATIVA *BODAS DE CORAL*

Síguenos en...

  • Constancia * Disciplina * Superación

    Seguidores

    Buscar este blog

    Archivo del Blog

    Labels